La tierra

Reproducir vídeo

Ronda

«Un día caluroso cualquiera de finales de Agosto, en las cercanías del poblado prehistórico de Acinipo, madre e hijo recolectan en el Arroyo de Setenil unos racimos de uvas silvestres y bien maduras. Los introducen en un cesto de mimbre y marchan de nuevo al poblado, entre un bosque de encinas, quejigos y alcornoques. Una vez en su vivienda circular con cubierta vegetal, quizás por olvido y con la providencia del azar, la alta temperatura y maduración del fruto, genera, en cuestión de horas, una fermentación, resultando un líquido extraño, mejor dicho un zumo, excitante y delicioso…»

 

Bartolomé Nieto

 

Son varias las referencias arqueológicas y documentales que aseveran la larga tradición de Ronda como tierra de vides y vinos. Desde las primeras vinculadas a la numismática de la ciudad ibero romana de Acinipo (47-44 a.C.), en el que se constata el tópico del racimo de uva, lo que sin duda demuestra la importancia de la vid en la base económica de estas comunidades.

Ronda es una de las ciudades más antiguas de España. Sus orígenes se remontan al Neolítico, según los descubrimientos arqueológicos realizados en su casco antiguo. Sin embargo, la presencia del hombre por estas tierras es mucho anterior. Prueba de ello son una serie de yacimientos en cuevas como la Cueva de la Pileta, uno de los mejores exponentes del arte rupestre del Paleolítico andaluz. Situada estratégicamente en el centro de Andalucía, al sur de la Península Ibérica. 

Su territorio se extiende a lo largo y ancho de 1.536 km2 y comprende más de 20 pueblos blancos de cal, tan solo manchados por los rojos, verdes y amarillos de sus flores.

Morfológicamente está formada por una meseta elevada a más de 700m de altitud sobre el nivel del mar aunque algunas de las cotas superan ampliamente los 1.500m. Tres valles marcan geográfica y socialmente el territorio: el valle del Guadalteba que se abre al norte, el valle del Guadiaro al sudoeste y el valle del Genal al sudeste. En el centro, la meseta de Ronda juega un papel fundamental como nexo de unión de estos tres valles. Por su riqueza y diversidad, buena parte de su territorio se encuentra protegido por diversas figuras de protección natural, siendo las más importantes los tres Parques Naturales de la Serranía: Grazalema, Sierra de las Nieves y Los Alcornocales.

Adentrarse en la Serranía de Ronda equivale a descubrir la diversidad en todo su sentido. Significa acercarse a una armoniosa conjunción de elementos humanos, geográficos, histórico-monumentales, ambientales, gastronómicos e incluso legendarios que configuran y dan carta de naturaleza a esta comarca que conserva celosamente su sello de identidad.

El viñedo

Nuestro viñedo se localiza en una zona privilegiada y exclusiva donde, mucho tiempo atrás, los fenicios se interesaron por la elaboración de vinos de alta calidad. De hecho, el viñedo se encuentra situado a pocos kilómetros de las ruinas de la ciudad romana de Acinipo, nombre que significa “tierra de vino”. En época romana, aproximadamente en el siglo I a.C, los vinos que se elaboraban aquí eran exportados a todos los rincones del Imperio Romano.

En Bodegas Excelencia intentamos transmitir a nuestros crianzas los valores del “Terroir”, ofreciendo así un producto final de gran calidad y complejidad. Conocedores de las condiciones climáticas tan especiales e ideales para producir vinos de gran calidad en la zona: con temperaturas altas durante el día y bajas por la noche que provocan la óptima maduración de las bayas y dan lugar a vinos con buena acidez, junto con una pluviometría de 750ml, decidimos seguir la elección del Consejo Regulador de las variedades autorizadas para nuestra parcela de 7 hectáreas.

Los socios, bajo el consejo y la supervisión técnica de nuestro enólogo Juan Manuel Vetas, optamos por la plantación en espalderas y en un marco de 1,10 x 2,20. Para ello se realizó un estudio del suelo obteniendo resultados muy satisfactorios al tratarse de un suelo areno-arcilloso calcáreo. Buscamos unos patrones que se adaptasen al 100% a estas variables: facilidad de multiplicación, resistente a parásitos del suelo (filoxera y nematodos), compatibilidad con las variedades (nutricional, traslocacional y hormonal), adaptación a técnicas de cultivo (alimentación hídrica, y nutrición mineral) y, por último, adaptación a las propiedades del suelo (física, humedad, químicas y fertilidad). Durante estos años se ha cuidado con esmero y dedicación el crecimiento de la viña, mientras que se ha respetado al máximo el medio ambiente.

RONDA España

El clima

Ronda es una ciudad en la que la temperatura es altamente variable de invierno a verano; el clima es de tipo mediterráneo con tendencia a la continentalidad. La influencia geográfica le hace ser algo más húmedo, si bien en general es una ciudad con clima seco, tanto en invierno como en verano, con máximas de unos 40º en verano, y mínimas en invierno de -2º y -3º. 

Los meses más calurosos son junio y julio; enero y febrero son los más fríos, y noviembre el más lluvioso. Las temperaturas altas durante el día y bajas por la noche provocan una óptima maduración de las bayas, produciendo vinos con buena acidez, junto con una pluviometría de unos 750ml, que hace casi innecesario el riego en épocas de mas calor.

Variedades

Variedad francesa. Originaria de Burdeos, donde forma parte de sus mejores vinos, fue trasplantada al valle del Loira, donde parece haber encontrado una magnífica expresión varietal, en esta región se la conoce como Breton. También se puede llamar Brouchet en la zona de Libourne.Sus racimos son pequeños, muy compactos y de forma cónica, corta y cilíndrica con alas. Las bayas son pequeñas, con forma esférica y color azul negro. Es más vigorosa y madura antes que la Cabernet Sauvignon, con la que está emparentada, pero tiene menos taninos y concentración. Produce vinos más suaves y vivos, evoca frutas más frescas como la frambuesa y algunos matices florales como la violeta.

Aromas: frambuesa, grosella negra, cereza, minerales, casis y violetas, con textura suave.

Podría estar emparentada con la Mencía española.

Variedad de origen francés, base junto con la Cabernet Franc y Merlot, de los vinos de mezclas del Medoc (Burdeos). Muy extendida por el mundo y que se adapta bien a todo tipo de suelos y climas. Cepa vigorosa, poco productiva, de racimo pequeño, bayas redondas y pequeñas, de piel gruesa muy resistente a la podredumbre (lo que facilita la vendimia) y poco sensible a las heladas.

Es una uva muy rica en taninos y color, produce vinos varietales muy elegantes, de sabor característico, buena acidez y graduación alcohólica, con una complejidad aromática intensa.

En los vinos jóvenes, se inclina hacia las frutas rojas: grosella negra, frambuesa y, a veces, arándanos, en las añadas de mucho sol. Un olor peculiar de esta variedad es el olor a pimiento verde, (no confundir con aromas herbáceos, que marcarían un Cabernet Sauvignon de una madurez no correcta). Es una variedad muy adecuada para envejecer, por lo que requieren una buena crianza en madera y botella.

También se utiliza como mejorante en los Coupages de muchos vinos, aunque es una cepa tan rica, que resulta casi excepcional proponerla sola. Algunos enólogos le agregan al menos un 10% de otra variedad (Merlot o Cabernet Franc) para atemperarlo.

Aromas varietales: bayas maduras (arándanos, moras, frambuesas, grosellas negras), casis, cedro, eucalipto, tabaco y flores (violeta y rosa). Tras la crianza, aparecen aromas de vainilla, cuero, incienso, humo y trufa.

Variedad tinta de origen francés, típica del Medoc (Burdeos), muy extendida por todo el mundo, es la cepa que predomina en Gironde, particularmente en la zona de Libourne. Es la más borgoñona de las cepas de la zona de la bordelesa.

Es la más temprana en brotación, sensible a las heladas, no muy productiva y medianamente vigorosa. Sus racimos son medianos, de bayas grandes y redondas, de color azul oscuro, piel menos gruesa que la Cabernet y tamaño medio. Se adapta bien a todos los climas y suelos.

Los vinos son de capa alta, oscuros, con un grado alcohólico bueno, acidez y taninos moderados. En boca son vinos suaves y sensuales que mejoran sensiblemente tras algunos años en botella. También son buenos para Coupages.

Da redondez y suavidad, aromas varietales a ciruelas, chocolate, confitura de bayas rojas, pimienta verde, vainilla, balsámicos, naranjas amargas y cedros, Al envejecer, los merlots se vuelven trufados, de una manera muy característica.

Variedad tinta francesa, originaria del Ródano, donde produce los grandes vinos de esta región (Hermitage, Côte Rôtie y Chateauneuf-du-Pape). También presente en grandes zonas de Australia y el sur de España.

El vino de Syrah es un ejemplo de vino tinto muy coloreado, casi violeta en su juventud, rico, poderoso, con cuerpo, con alcohol alto, muchos taninos, buenos para la crianza en madera y muy estructurados. De cepa con porte erguido, medianamente productiva, de brotación y maduración tardía. El racimo es mediano, compacto y cilíndrico. Sus bayas son medianas, elípticas y de color negro azulado. En los climas cálidos madura mucho mejor, para obtener buenos vinos tenemos que partir de bajos rendimientos.

Aromas: Depende de la zona, pero recuerdan a grosella negra, grosella, arándanos, mora, violeta, trufa, regaliz, pimienta, aceitunas negras, salmueras, claveles, alquitrán, ahumados y cuero.

Espectacular cepa española también conocida como Cencibel, Tinto Fino, Tinta del País. Se dice que la Tinta de Toro es un clon de esta variedad. Según la naturaleza del suelo, ofrecerá una paleta aromática muy amplia.

Es una variedad muy productiva de piel gruesa y con una maduración precoz, el grado alcohólico es medio. Se adapta bien a las zonas altas y frescas del suelo calizo de Rioja y Ribera del Duero, donde dan unos fantásticos vinos.

Los tipos de vinos que produce son tintos ricos en alcohol, de buena capa, elegantes, afrutados y con acidez y taninos persistentes que le hacen envejecer bien. Los enólogos suelen mezclarlo con una cantidad pequeña de Graciano, Garnacha o Mazuelo.

Aromas varietales: frambuesa, arándanos, moras, cereza, ciruela-pasa, pino, regaliz, canela, clavo de especias, canela, cuero, chocolate, notas ahumadas y vainilla.

D.O. Sierras de Málaga Serranía de Ronda

La zona de producción de la D.O. Sierras de Málaga coincide con la de la D.O. Málaga. La componen 66 municipios situados en cinco zonas de producción: Axarquía, Montes, Norte, Costa Occidental y Serranía de Ronda. Los vinos Sierras de Málaga se pueden elaborar con las variedades Blancas: Pero Ximen (Pedro Ximénez), Moscatel de Alejandría, Moscatel Morisco (Moscatel de grano menudo), Chardonnay, Macabeo, Colombard, Sauvignon Blanc: Lairen y Doradilla; y las tintas: Romé, Cabernet Sauvignon, Merlot, Shyrah, Tempranillo, Garnacha, Cabernet Franc, Pinot Noir y Petit Verdot.

La D.O. Sierras de Málaga ampara los vinos “tranquilos”, aquellos que se obtienen mediante la fermentación natural de los mostos, con un contenido alcohólico de entre 10% y 15% alc. Se clasifican en blancos, tintos y rosados. Blancos: de 10% a 15% vol. de graduación. Rosados: de 11% a 15% vol. de graduación. Tintos : de 12% a 15% vol. de graduación.